ambiente de juego

    Un factor altamente subjetivo, que es el resultado de muchos componentes (por ejemplo, entorno visual, sonido, trama, convención de género y mecánica de juego) que hace que el juego evoque ciertas emociones en el jugador. A menudo es el clima el que determina en gran medida la jugabilidad del juego.

    Inside

    El éxito de muchos juegos independientes como Inside (2016) se debe principalmente a su clima, en este caso sombrío e inquietante.

    Construir el clima adecuado en un videojuego es un gran desafío para el equipo de desarrollo. En este caso, es más importante equilibrar los componentes individuales del juego y subordinarlos a una visión coherente que lograr el dominio técnico. El diseño gráfico (por ejemplo, el diseño de ubicación) y el sonido (banda sonora, ruidos de fondo, etc.) desempeñan un papel especial en la creación de la atmósfera en los videojuegos, como en otras artes audiovisuales. Después de mucho tiempo, los jugadores generalmente no pueden recordar, por ejemplo, los detalles de la trama, el tema de la pista de música o las misiones individuales, pero generalmente recuerdan perfectamente la atmósfera que prevalece durante el juego.

    La atmósfera específica es a menudo una gran ventaja de los juegos retro, aunque en este caso se genera principalmente por un sentimiento de nostalgia.