nivel de dificultad

    La complejidad del juego. Con mayor frecuencia, los desarrolladores de juegos permiten a los jugadores elegir entre varios niveles de dificultad, dependiendo de las preferencias y habilidades individuales. Por defecto, estas son las opciones: fácil, medio (medio) y difícil. A veces, sin embargo, hay grados intermedios o excesivos (por ejemplo, ¡Pesadilla! En el juego Doom II).

    El nivel de dificultad generalmente se asocia con elementos tales como el número de puntos de vida de los personajes del jugador, el número de oponentes y su fuerza y ​​resistencia, los límites de tiempo o la complicación de los acertijos lógicos. El ajuste más alto generalmente está destinado a los jugadores hardcore más avanzados. En algunos juegos, principalmente RPG, también hay un nivel especial de dificultad “historia”, diseñado para jugadores que valoran aprender la historia en sí, sin tener que prestar más atención a la lucha o los elementos QTE.

    Ultrastar

    Menú de selección de nivel de dificultad Ultrastar.

    Nota: en algunos juegos puedes encontrar un mecanismo para aumentar el nivel de dificultad. Le permite ajustar la complejidad del juego adecuadamente a los logros del jugador (por ejemplo, el nivel actual de desarrollo del personaje principal).